Get Help

Spoofing Alert: We’ve received reports that the National Human Trafficking Hotline number is being spoofed in a fraudulent scam. Click here for more info or to report.

Misión

Share 

La Línea Nacional Contra la Trata de Personas es una línea directa nacional de lucha contra la trata que presta servicios a las víctimas y los sobrevivientes de la trata de personas y a la comunidad que lucha contra la trata en los Estados Unidos. La línea directa gratuita está disponible para responder a llamadas desde cualquier lugar del país, las 24 horas del día, los siete días de la semana, todos los días del año en más de 200 idiomas.

También puede acceder a la Línea Nacional mediante el envío de un mensaje de correo electrónico a help@humantraffickinghotline.org, informando una sospecha de posible trata mediante el formulario de informe por internet y visitando el portal web en www.humantraffickinghotline.org.

Nuestra misión es proporcionar a las víctimas y los sobrevivientes de la trata de personas acceso a apoyo y servicios críticos para obtener ayuda y seguridad, y dotar a la comunidad de lucha contra la trata de personas de las herramientas para combatir eficazmente todas las formas de trata. Ofrecemos acceso las 24 horas al día a un espacio seguro en que se puede informar sobre sospechas de posible trata, procurar servicios y pedir ayuda. También proporcionamos información, estadísticas y recursos sobre una amplia gama de temas relacionados con la trata de personas.

Desde el 7 de diciembre de 2007 la Línea Nacional ha sido operada por Polaris, una organización no gubernamental sin fines de lucro que es líder en la lucha global para erradicar la esclavitud moderna y restaurar la libertad a los sobrevivientes de la trata de personas. No somos una entidad gubernamental, ni policial, ni de inmigración. La financiación es proporcionada por el Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS, por sus siglas en inglés) y otros donantes y patrocinadores privados.

La Línea Nacional atiende a todas las personas que procuran nuestros servicios sin importar raza, etnia, género, identidad de género, edad, religión, procedencia nacional, orientación sexual, discapacidad o cualquier otro factor protegido por la ley local, estatal o federal.